Competitividad

España cae tres puestos en el ranking de competitividad mundial

España cae en la clasificación mundial de competitividad a su peor posición desde 2014.

Publicidad

La pandemia ha precipitado la posición de España en el Ranking de Competitividad Mundial del IMD. Actualmente se encuentra en el puesto 39, de 64 países que entran dentro de esta lista, lo que supone una caída de 3 puntos. Es su peor posición desde 2014.

El descenso ha sido provocado por la falta de recursos para hacer frente a la pandemia y "el desarrollo de políticas erróneas en el apoyo de los sectores más afectados por la crisis", según analiza el informe.

España, en la peor posición desde 2014

La crisis económica generada a raíz de la pandemia y la gestión del país frente a la situación ha hecho que dos de los cuatro indicadores que se incluyen en el informe del Ranking de la Competitividad Mundial del IMD caigan en picado, de acuerdo con el informe.

El rendimiento económico ha descendido 11 puntos respecto al del año pasado, a lo que se suma la caída de 5 puntos en relación a la eficiencia gubernamental. La eficiencia empresarial ha subido tres posiciones y las infraestructuras se mantienen igual respecto a los datos ofrecidos en 2020.

De esta forma, España vuelve a la situación de 2014, después de mantenerse dos años en el puesto 36.

Aunque la situación pandémica haya mejorado, los efectos económicos que ha dejado han sido devastadores a nivel mundial. A su vez, la economía de los países ha sido paliada en todo momento por la gestión política de los países, por lo que, según asegura el director del Centro de Competitividad Mundial del IMD, Arturo Bris "los países que han subido en el ranking ha sido porque han tenido políticas adecuadas".

No ha sido el caso de España, que según Bris ha tenido una reacción lenta y el desempleo, el PIB o el gasto público, entre otros indicadores que explican la caída de España. "No ha habido acuerdo ni una política clara" añade.

No obstante, no son todo malas noticias para España. El nivel educativo del país ha mejorado considerablemente en 7,2 puntos porcentuales debido a la formación del mercado de trabajo educativo.

De cara al próximo año, España debe de ser consciente del reto que le supone volver a la posición que ha mantenido durante estos tres últimos años, que seguro alcanzará, ya que según Bris, la recuperación será rápida y la ayuda de los países europeos en el Plan de Recuperación, Transformación y Resilencia hará que la caída española en el ranking mundial sea únicamente algo "puntual".

Ranking de Competitividad. España
Ranking de Competitividad. España | IMD