Radiografía del teletrabajo en España

Publicidad

Teletrabajo

España bate un récord histórico en número de personas que teletrabajan pero sigue muy por debajo de la media europea

En 2021 aumentó un 74,2% en el número de personas que teletrabajan, en gran parte por las necesidades ocasionadas por la pandemia del coronavirus.

La pandemia del coronavirus cambió hace un año la forma de trabajar de miles de españoles. En nuestro país 2,86 millones de personas teletrabajan en la actualidad, 1,2 millones de teletrabajadores más que hace un año.

Adecco Group Institute, el centro de estudios y divulgación del Grupo Adecco, ha elaborado el Monitor Adecco de Oportunidades y Satisfacción en el Empleo que profundiza en dicho grado de satisfacción, así como en las oportunidades laborales del mercado laboral.

Pese a la significativa expansión del teletrabajo a lo largo de los últimos meses, la inserción de esta modalidad laboral en España está muy por detrás de la de la mayoría de países de nuestro entorno. Mientras la proporción de teletrabajadores dentro del total de ocupados es en nuestro país de un 14,5%, la media de la Unión Europea se sitúa en el 21,5%.

La evolución del trabajo desde casa ha tenido un comportamiento dispar entre las autonomías españolas. Aunque todas ellas muestran crecimientos interanuales en su proporción de teletrabajadores, hay diferencias importantes. Por ejemplo, la Comunidad de Madrid y Cataluña más que han duplicado su número de teletrabajadores, con incrementos interanuales de un 200% y un 119%, respectivamente.

Entre los países europeos, hay dos en los que más del 40% de los ocupados teletrabaja. Se trata de Suecia (40,9%) y Holanda (40,1%). Les siguen, con más del 35%, Luxemburgo (37,5%) y Finlandia (33,5%).

Para la realización del informe, se han tomado en consideración cinco áreas fundamentales en el entorno laboral de las personas como son la remuneración, la seguridad laboral (que comprende desde la siniestralidad a la cobertura de los parados por una prestación económica), las oportunidades de empleo y desarrollo profesional, la conciliación entre la vida personal y la profesional y la conflictividad laboral. En total, se analizan 16 subvariables diferentes.

El trabajo parcial, el más perjudicado

El empleo a tiempo parcial ha continuado la tendencia descendente con la que había comenzado el pasado 2019. Su descenso ha sido más marcado que el del empleo total, por lo que no solo ha caído en términos absolutos sino también como proporción del total de ocupados. En 2020 se han perdido 145.700 empleos de tiempo parcial. Casi 1 de cada 4 puestos de trabajo suprimidos durante la pandemia eran de este tipo. Así, la proporción de ocupados a tiempo parcial en el total de ocupados ha caído al 14%, 6 décimas menos que hace un año y el dato más bajo desde junio de 2012.

Publicidad