Publicidad

IPC

El encarecimiento de la energía dispara el IPC en abril un 2,2%

La subida de precios de la energía experimentada en abril ha hecho que el precio en abril suba un 2,2% con respecto a 2020, la mayor subida desde 2018.

La subida del precio de la energía disparó el IPC en abril un 2,2% si lo comparamos con el mismo mes de 2020 y un punto por encima del mes de marzo que se fijó en 1,3%. Por su parte, los precios de los carburantes y combustibles permanecieron estables frente a la caída que registraron en el mismo mes un año antes.

Los precios de la electricidad en el mercado mayorista se situaron en la primera mitad de abril un 60% por encima del cierre de marzo y un 229% por encima de los de abril de 2020, fecha del parón de la actividad no esencial debido a la pandemia del coronavirus. En el caso de los carburantes hay que destacar que la gasolina ya era un 19% más cara que en 2020 y el gasóleo un 15%.

De confirmarse el dato adelantado de IPC el próximo 14 de mayo, el repunte de la inflación experimentado en marzo (1,3 %) se habría acelerado con fuerza en abril, dejando atrás un largo periodo de atonía de los precios. El IPC se mantuvo en negativo durante buena parte de 2020 y aunque repuntó un 0,5 % en enero de 2021, se trató de un avance puntual muy relacionado con la borrasca Filomena y que no tuvo continuidad en febrero, cuando los precios se mantuvieron sin cambios.

En términos mensuales, los precios subieron un 1,2% en abril con respecto a marzo, un mes en el que ya habían aumentado un 1%.

Publicidad