Publicidad

Renta 2020

¿Hasta cuándo se puede hacer la declaración de la renta?

El plazo para presentar la declaración de la renta finaliza el 30 de junio. Infórmate de cuál es el plazo y hasta qué día se puede presentar la declaración de la renta y de patrimonio 2020.

El 7 de abril de 2021 arrancaba el plazo para presentar la declaración de la renta y de patrimonio 2020, un año marcado por la crisis del coronavirus, el desempleo y los ERTEs. El plazo para presentar la declaración de la renta finaliza el 30 de junio, ya sea por Internet o de forma presencial.

Es importante que, para realizar los trámites se solicite cita previa en caso de querer hacerlos por teléfono o bien, de forma presencial. La fecha se acorta al 25 de junio en caso de domiciliación bancaria.

Si se hace de forma presencial, el último día para presentar las cuentas con Hacienda es el 29 de junio, 24 horas antes de la fecha límite establecida por la Agencia Tributaria.

¿Qué pasa si presento la renta fuera de fecha?

Siempre se recomienda no esperar al último día del plazo para rendir cuentas con Hacienda, sobre todo, por si pudiera surgir algún inconveniente en el trámite.

En el caso de que no se haya cumplido con las fechas establecidas para presentar o modificar la declaración de la renta 2020, Hacienda cobrará un cargo en la cuenta del ciudadano. Atendiendo a las distintas situaciones la variación porcentual del cargo puede ser mayor o menor.

  • Si la gestión de realiza antes de que el ciudadano sea avisado de falta de pago por la Administración, el cargo será del 5% si han pasado los 3 meses desde el 30 de junio.
  • De 3 a 6 meses de la finalización de la fecha prevista, será de un 10%.
  • El cargo sube a un 15% de los 6 a 12 meses siguientes.
  • Y si han pasado más de 12 meses, será de un 20% más los intereses.
  • Si el resultado del IRPF sale a devolver en la declaración de la renta y no a pagar, la sanción de Hacienda al ciudadano es de 100 euros.
  • Si en la declaración sale a pagar, el contribuyente deberá pagar una cantidad que puede ir desde el 50% hasta el 150% de la cantidad correspondiente. A ello se le suman los intereses.

En definitiva, hay que tener muy en cuenta la modalidad por la que opta el contribuyente, puesto que el último día para presentar la declaración de la renta es diferente en función de si se presenta por Internet, de forma presencial, por teléfono o si se quiere vincular a la cuenta corriente el cobro del IRPF en esta Renta 2020.

Publicidad