En un informe sobre el café que se sirve a los reclusos en primer grado penitenciario de Soto del Real, el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria número 2 de Madrid ha presentado un auto el 21 de diciembre por la mala calidad. En el informe está la opinión de la titular del Juzgado, Mercedes Fernández, sobre la visita que hizo al centro el pasado 13 de diciembre y que ha denunciado ante el Ministerio del Interior. La bebida que se sirve es "inaceptable".

Esta fría, aguada y se sirve en jarra de plástico porque los "termos están deteriorados y no se han repuesto" En el auto queda constancia de que "lejos de ser una trivialidad, el momento del café es parte de lo cotidiano, ayuda a relacionarse y por tanto, forma parte del tratamiento penitenciario".