66.005167

Publicidad

Coronavirus

Las celebraciones descontroladas en el deporte, un riesgo frente al coronavirus y posibles rebrotes

Las imágenes que se vieron anoche en Vitoria son el último ejemplo de los riesgos que implican las celebraciones deportivas en pelna alerta sanitaria frente al coronavirus. Liverpool y Nápoles son otros casos que han puesto en alerta a las autoridades ante este tipo de celebraciones.

Liverpool, Nápoles y, anoche, Vitoria. Las preocupantes imágenes de aficionados celebrando los éxitos de sus respectivos equipos preocupan e indignan a autoridades y ciudadanos. En plena epidemia de coronavirus llaman la atención este tipo de celebraciones.

Anoche, Vitoria protagonizó imágenes muy peligrosas y que han indignado a muchos ciudadanos de la capital de Álava. El título de la ACB conquistado por el Baskonia ante el Barcelona en Valencia fue celebrado sin disntancia social ni medidas de seguridad frente al coronavirus por cientos de aficionados del equipo baskonista.

Centenares de personas se congregaron sin mascarilla y sin guardar la distancia de seguridad. Una irresponsabilidad que preocupa ante las finales de grandes eventos deportivos y que ya hemos visto en otros países.

Liverpool y Nápoles, las imágenes de la irresponsabilidad

Las imágenes de celebraciones con aficionados sin mascarillas y sin guardar la distancia de seguridad ya se había producido antes en Nápoles y en Liverpool.

Los aficionados del Nápoles salieron a celebrar la victoria en la final de la Copa de Italia ante la Juventus por las calles de Nápoles, sin mascarillas y sin guardar la distancia de seguridad.

Los aficionados del Nápoles se congregaron en determinados puntos de la ciudad, como en la Plaza Trieste, donde llegaron a juntarse hasta 5.000 personas. Muchos no llevaban mascarilla y era imposible guardar la distancia de seguridad frente al coronavirus.

Esas peligrosas imágenes se repitieron hace unos días en Liverpool, donde miles de aficionados del equipo 'red' salieron a las calles y se congregaron en los exteriores de Anfield para celebrar la primera Premier League conquistada por el equipo en toda su historia.

Publicidad