La primera transexual federada en España, Izaro Antxia, ha denunciado en las redes sociales el acoso recibido durante de un torneo a favor de la inclusión en Leioa, País Vasco. Al final, la propia jugadora tuvo que llamar a la Policía para acabar con el hostigamiento.

Durante el partido, denunció al arbitro los múltiples comentarios machistas y tránsfobos sólo contra ella y no contra el resto de 21 jugadoras y otras cinco en los banquillos. "Portera...portero...oyeee, ¿porque no nos das tu teléfono? A mi amigo le gustas..." o "marimacho", estos son algunos de los comentarios vejatorios que expone Izaro en el comunicado escrito en sus redes sociales.

El árbitro paró varias veces el encuentro. La propia futbolista tuvo que llamar a la Policía Municipal de Leioa para que interviniera en el asunto. Según relata la propia Izaro en el comunicado, a partir de aquí se pudo reanudar el partido sin mayores incidencias.

Ella agradece todo el apoyo recibido por las integrantes de ambos equipos, además de algunas personas que se encontraban viendo el deplorable espectáculo.

La propia organización del 'mundialito' de Leioa advirtió en un comunicado antes del inicio del mismo, que los árbitros y delegados pueden intervenir en los encuentros cuando haya comportamientos indebidos contra los jugadores y los propios árbitros. Ellos están autorizados a paralizar el juego e incluso suspenderlo. Y de ninguna manera toleraran comportamientos vejatorios, discriminatorios y racistas.

No hay que olvidar la pasta de la que esta hecha Izaro Antxia, una mujer luchadora que ya en 2016 fue la primera transexual federada en España. Disputó su primer partido oficial alineada con su equipo, el Leioa Maia, en un encuentro de fútbol sala de la categoría territorial femenina de Bizkaia.

Puedes leer el comunicado completo aquí: