Diego Armando Maradona fue fiel a si mismo en su primer entrenamiento al frente de Gimnasi de la Plata y trató de tocar la fibra de sus jugadores con un emotivo discurso en un estadio lleno de aficionados.

 

"¡Los comemos a todos! ¡Vamos muchachos, fíjense en esto! El último partido los quiero así, sea donde sea, pero que lo dejen todo porque esta gente se lo merece, ¿Saben por qué?", gritó Maradona a sus jugadores.

"A esta gente hoy le falta para comer muchachos. ¿Saben lo que hicieron? Hicieron ranchada, para quedarse, para verme a mí y para verles a ustedes. ¿Entienden lo que les digo? Hay mucha gente sin trabajo y encima les pagan. Encima nos pagan", gritó Maradona ante la atenbta mirada de sus jugadores.