Su historia es de admirar. Con tan solo 6 años ha superado un tumor cerebral, teniendo que ser operado con tan solo dos y recibiendo durante más de tres años quimioterapia.

Ha vencido y se ha convertido en el fan más querido del Birmingham, ovacionado por su hinchada y hasta la del rival, el Bristol City. Bobby Humphries ha dado al mundo del fútbol una lección de superación y fortaleza.

Precisamente, el míster español, Pep Clotet, es su mayor fan: "Estuvimos con sus padres y con Bobby, estuvimos incluso negociando un contrato de 20.000 libras a la semana que querían", señala.

"Él ha pasado por mucho y el hecho de poderlo ver y ver que está lleno de vida y de ganas, pues es un lujo para todos", finalizó.

El pequeño acudió anteriormente al entrenamiento del equipo, donde contó al resto de los jugadores cuál había sido su vida hasta el momento.

"Se te encoje un poco el corazón, porque te das cuenta de lo que ha sufrido y te olvidas rápido, porque lo ves lleno de vitalidad y de ánimo", declaró Clotet.

En el empate entre el Birmingham City y el Bristol City, el protagonista ha sido él.