Los que han compartido césped y horas de entrenamientos la recuerdan con cariño y tristeza. La Federación también se ha unido al dolor por la muerte de Alba Esteban Frau.

El accidente trágico tuvo lugar a 12 kilómetros de Palma. El martes por la noche Alba y un joven circulaban en moto. "Un coche pasó al lado de la moto y se desestabilizó. Alba se dio un fuerte golpe en la cabeza contra el muro", afirma Javier de Andrés, entrenador de Alba.

Ambos resultaron heridos graves pero Alba tras dos días en el hospital no pudo superar las heridas. "Es un palo muy duro, la he visto crecer, era amiga de mi hija...", cuenta su entrenador emocionado.

En su club reina la tristeza, sus compañeras están desoladas. "Hice un entrenamiento muy movido para que en ningún momento se pararan a pensar", asegura Juan Antonio Nieto, vicepresidente del Independiente Camp Redó.

En Mallorca lloran su pérdida. "Era una niña increíble, era imposible pasar por su banda", afirma Sonia Pinto, jugadora del Santa Ponsa.