Rubén Sánchez, ciclista cadete del Unión Ciclista de San Sebastián de los Reyes, chocó en carrera con un coche que se había saltado el cordón policial: "Imagínate el impacto, fue brutal. La bici quedó destrozada por todos lados. Hay que tener muchísima cabeza, tanto conductores como ciclistas. Esto es lo más duro del ciclismo e intentar que no pasen estas cosas".

Iba bajando a 70 km/h y ha pasado tres días en el hospital: "Estaba tirado en el suelo y no era consciente de lo que había pasado. Me llevé por delante el coche y acabó destrozado, igual que mi bici". Rubén es una joven promesa del ciclismo: campeón de España de cadete de ciclocross.

Lanza un mensaje a los conductores: "En cada bici va a una vida y hay que respetar el metro y medio de distancia con los ciclistas. Puede ser tu padre, tu hijo, un familiar...".