Desgraciadamente este tipo de accidentes se dan muchas veces. El conductor sobrepasaba por mucho el límite de velocidad e invadió el carril contrario.

El conductor se dio a la fuga dejando al ciclista cojo para siempre, le destrozó la rodilla, está vivo de milagro. El conductor finalmente fue detenido y ha sido condenado a 20 meses de cárcel.