Publicidad

Carnaval

La Casa del Carnaval de Tenerife abre sus puertas un año después para ofrecer un recorrido por el tiempo y por la historia de esta fiesta

Los visitantes podrán ver los disfraces de las murgas adultas e infantiles que obtuvieron el primer premio de presentación.

La Casa del Carnaval alberga todos los tesoros del último carnaval celebrado en Santa Cruz de Tenerife en 2020. Trajes de comparsas, murgas y por supuesto el de la Reina del Carnaval

Ha pasado casi un año desde que la pandemia del coronavirus obligara a cerrar las puertas del único museo dedicado al carnaval en Canarias y en estos días en los que la fiesta debería inundar las calles de la ciudad, vuelve a abrir sus puertas y este año con el objetivo de hacer llegar al público toda la magia del carnaval haciendo posible ver, tocar y sentir un evento que va mucho más allá de las calles.

En estos meses de inactividad, han recopilado trajes de todas las agrupaciones ganadoras de la última edición del carnaval, que terminó pocos días antes de que el coronavirus entrara en nuestras vidas.

Así, se ha preparado una extensa exposición donde se pueden ver los disfraces de las murgas adultas e infantiles que obtuvieron el primer premio de presentación, los diseños de las comparsas ganadoras en el popular concurso de ritmo y armonía y también los de todas las agrupaciones musicales que participan en la fiesta. Se trata de diseños que nunca antes se han expuesto en ningún lugar y que solo se han podido ver sobre el escenario. También se pueden escuchar las canciones ganadoras del Concurso de la Risa o de la murga ganadora del primer premio de interpretación.

Pero si hay un diseño que levanta pasiones es el traje de la reina del carnaval y su corte de honor. Por eso la casa del carnaval guarda un lugar especial para este diseño: el traje que lució Sara Cruz con el título 'Sentir0 del diseñador Sedomir Rodríguez de la Sierra y que seguirá siendo la reina de la fiesta hasta que vuelva a celebrarse la gala en 2022.

Pero además de las novedades del último año, la exposición de la nueva Casa del Carnaval ofrece un recorrido por el tiempo y por la historia de la fiesta más popular de la isla de Tenerife con los objetos y disfraces más representativos.

Este año no habrá elección de la reina pero sí un certamen muy especial, adaptado a los tiempos que vivimos. 20 reinas de todas las categorías, infantil, adulta y de los mayores, elegidas en los últimos diez años se disputarán el honor de convertirse en 'Guardianas del Cetro', la ganadora será la encargada de custodiarlo hasta que el próximo año la fiesta pueda volver a la normalidad con todos sus concursos.

La casa del carnaval abrió sus puertas por primera vez en junio de 2017 y desde entonces acoge una exposición permanente con colecciones que se van actualizando cada año en un espacio de más de 1.000 metros cuadrados. Ubicada en pleno centro de la ciudad, nació como una nueva manera de entender la fiesta que, este año, cobra un significado mucho más especial por ser uno de los pocos lugares donde el público poder respirar aire de carnaval

Publicidad