La joven se muestra solícita, cariñosa y feliz de haber encontrado a Don Berengario, que está fascinado con ella, sin embargo, no es oro todo lo que reluce ya que Esther, con la gente que no le interesa, tiene arranques de altanería e insolencia cuando el cura no está presente, lo que comienza a suscitar sospechas entre los vecinos del pueblo. ¿Cuál es la razón del extraño comportamiento de la joven? ¿Qué intenciones ocultas? ¿Llegará a descubrir Don Berengario que Esther no es lo que parece a pesar de las advertencias de los vecinos?