• Pepa

La muerte de Pepa fue uno de los acontecimientos que pasarán a la historia de 'El secreto de Puente Viejo'. La protagonista perdió la vida en los brazos de su amado Tristán tras dar a luz. ¡Su muerte marcó un antes y un después en la ficción!

El vacío que dejaron en los corazones de los espectadores será irremplazable

  • Tristán

El día mas feliz de su vida se convirtió en una auténtica tragedia. Tristán recibió un disparo el día de su boda que le hizo perder la vida en brazos de Candela, la mujer que le hizo volver a creer en el amor tras la muerte de Pepa.

  • Inés

Como último favor, Inés pidió a Bosco que le llevara al lugar donde se conocieron. Los dos se despidieron sabiendo que se han amado hasta el último aliento y se fundieron en un último beso. Instantes después, Inés mueriño en brazos de su marido.

  • Bosco

Bosco salvó la vida de Francisca del ataque enfurecido de Berta que, después de escuchar un disparo, intentó agredir a la Montenegro. Pero nadie pudo hacer nada por la vida de Bosco, quien pidió a su abuela un último deseo.

  • Sol

La Quinta estaba repleta de gente cuando Sol acabó tendida en el suelo sufriendo espasmos y sin dar respuesta a las palabras de su marido. Hernando tomaba la palabra cuando la tensión comenzó a ser palpable en el salón. Un médico, allí presente, afirmó que la vida de Sol Santacruz se ha acabado.

  • Candela

Venancia le tendió una gran trampa a Candela para acabar con su vida. Con el fin de rescatar a su pequeño, Candela puso en peligro su vida al borde de un precipicio. Aprovechando un traspiés de la mujer de Severo, Venancia la empujó terminando así con su vida para siempre.

  • Adela

Severo y Carmelo llegaron al lugar en el que se han encontrado los restos del accidente provocado por Francisca Montenegro. Allí se encontraron a dos cuerpos tendidos en el suelo. Severo pronto descubrió que una de las víctimas ha sido Adela pero... ¿Dónde se encuentraba Irene?

  • Gracia

El dramático incendio dio un giro radical a las vidas de los puenteviejunos, y en especial a la de Hipólito, que perdía a su mujer Gracia. A pesar de que haya pasado un tiempo desde que las llamas arrasaran Puente Viejo, las heridas emocionales que causó aún son difíciles de cicatrizar. Los Mirañar perdieron a Gracia y su recuerdo sigue vivo.