Se acerca el final

Así ha sido el décimo capítulo: la declaración de Alba y la decisión del Tribunal, ¿culpables o inocentes?

Así ha sido el décimo capítulo: la declaración de Alba y la decisión de la Fiscalía, ¿culpables o inocentes?

Publicidad

Alba les ha plantado cara a los acusados en el Tribunal por primera vez, Tirso se ha declarado culpable de un grave delito y Hugo no es capaz de seguir aguantar más la presión de saber que su amigo va a ser condenado, aun siendo inocente, ¿qué ocurrirá?

Los turnos de declaración ante el Tribunal han llegado a su fin. En los capítulos anteriores hemos podido ver la sucia estrategia que sigue el abogado de los Entrerríos y cómo ha querido convertir a Alba en la culpable de todo lo que pasó aquella noche.

Después de la traición de Bruno, Llorens está intentado encontrar la forma de demostrar que Bruno es inocente, pero sin la confesión de sus supuestos amigos, Alba no sabe qué hacer.

¿Conseguirán finalmente los Entrerríos que sus hijos y Hugo salgan absueltos?

Te contamos las claves de este capítulo

El turno de Alba ha llegado. Llorens ha tenido que ir a los juzgados a declarar, dispuesta a plantarles cara a los acusados y a contar toda la verdad para que se consiga hacer justicia.

El turno de declaración comienza con las preguntas de su abogada Marta Pozas. Alba confiesa que recuerda muy poco de aquella noche: “Salí del pub y después me desperté en la playa”. La joven también ha aclarado que, antes de lo sucedido, no mantenía ninguna relación con los acusados, aun siendo los mejores amigos de su pareja sentimental.

Eloy, el abogado de los acusados, ha aprovechado para volver a atacar a la víctima con la supuesta relación que mantuvo hace unos años con Rubén Entrerríos. “El tiempo puede confundir los recuerdos”, ha dicho el abogado después de que Llorens negara haber tenido una relación con el acusado.

Eloy ha vuelto a jugar sucio y le ha hecho unas dolorosas preguntas a la víctima. Después de acusarla de “hacer vida normal”, aun habiendo pasado por algo tan trágico, Alba ha explicado cómo cambió su relación con Bruno después de aquella noche. ¿Sigue Alba enamorada de “el chico que supuestamente la agredió sexualmente”?, se pregunta el abogado de los Entrerríos.

Eloy ha vuelto a sacar el tema de la sesión fotográfica en la que Alba posó desnuda para desacreditar a la víctima. “Cobraba por hacer un trabajo, tenía que pagarme la universidad”, se ha defendido Alba.

Para Alba ha sido un momento muy duro. No ha sido nada fácil plantarle cara a Rubén, Bruno y Hugo y, mucho menos, ver a Bruno sentado en el banquillo de los acusados, aun sabiendo que es inocente.

Después de ser cuestionada y de enfrentarse a las duras preguntas de Eloy, Alba se ha armado de valor para dirigirse a la Audiencia. “Quiero que sientan algo del miedo, de la angustia, del vacío y de la soledad desgarradora que a mí me hicieron sentir aquella noche”, ha concluido Alba, muy dolida.

Marta Pozas ha querido dedicarle un momento a la acusación de Bruno y el cambio de postura de Alba. Gracias a la confesión de Hugo, la abogada, Llorens y Costa supieron la verdad: Bruno no participó aquella noche, había bebido mucho y se desmayó. “Sé que no lo hizo, no tengo pruebas, simplemente lo sé”, dice Llorens. Hugo, el único que sabe la verdad, no confesó durante su turno de declaración y decidió implicar a Bruno también, presionado por la estrategia de os Entrerríos.

En este capítulo, una inesperada declaración ha cambiado el rumbo del caso. Tirso, después de tener una seria conversación con Bego, se ha sentido culpable y se ha dirigido a comisaría para confesar: él le vendió la droga a Hugo, Rubén y Jocobo la noche de la violación.

El mejor amigo de Alba ha declarado también ante la fiscalía. “Yo mismo se la vendí”, ha confesado, siendo consciente del delito que supone. Después de todo lo que ha sucedido y del amor que siente por Alba, Rubio no podía tener la conciencia tranquila sabiendo que fue él quien les dio la droga aquella noche, una sustancia con efectos similares al burundanga, que anula la voluntad de quien la consumen.

Eloy y los Entrerríos no han conseguido salirse con la suya. Después de todos los turnos de declaración, la sección segunda de la Audiencia Provincial de Alicante ha fallado que deben condenar y condenan a Jacobo Entrerríos, Rubén Entrerríos y Hugo Roig con una pena de 15 años de prisión, cinco años menos de lo que se les había condenado en la anterior vista. Bruno Costa deberá cumplir, además, 10 años más, por tratarse de un delito de violencia de género.

Llorens tiene razones para estar contenta, pero aún no puede respirar tranquila. El fallo del Tribunal supone un duro golpe para Alba y Bruno. Ahora que había conseguido recuperar la confianza en su pareja, Costa deberá pasar 25 años en prisión por un delito que no ha cometido.

Alba llena de impotencia, carga toda su ira en Bruno. “¿Qué coño voy a hacer sin ti?”, le grita al volver a casa. “Lo único que quiero es poder estar contigo como antes y ni siquiera puedo hacer eso”, le ha contestado Costa roto de dolor. Tras desahogarse, la pareja se ha dejado llevar como si nada hubiera pasado.

¿Cuál será el próximo movimiento de los Entrerríos? ¿Confesará Hugo para salvar a su amigo Bruno? Descúbrelo el miércoles, a las 22:45 horas, en Antena 3.

Antena 3 » Series » Alba » Noticias

Publicidad