Lamenta que en la negociación se han encontrado con un co-gobierno en paralelo "de una posición completamente irreal porque sus 42 escaños tampoco dan para investidura ni gobernabilidad en el Parlamento".

Asegura Calvo que la formación de Pablo Iglesias "no ha movido ni un ápice su posición de salida, era eso o nada"."Cuarenta y dos escaños de la izquierda le quieren cerrar el paso al único candidato que puede formar Gobierno con una derecha que se desentiende por completo de España".

Señala que desde el PSOE han intentado formar Gobierno "de una manera realista y responsable. El PSOE no va a tirar el programa electoral ni decepcionar a los millones de votos pretendiendo que cualquiera pueda torcer el brazo", destaca. No sabe si iremos a elecciones. "No nos deberíamos ir pero no han querido negociar", afirma.

Asegura que siempre ha sido ella quien se ha puesto en contacto con Unidas Podemos y que ellos "jamás" les han llamado. "Siempre he sido yo quien ha llamado a Echenique. Estuve 3 horas llamándole simplemente para que contestara a la última oferta, esos son los datos del talante de una negociación ¿Alguien piensa que los socialistas no queremos Gobierno y que el presidente sea investido?", señalaba.

"El señor Echenique nos hizo esperar hora y media hasta que no garantizamos que Irene Montero era vicepresidenta del Gobierno de España y ha ofrecido crear un ministerio de Igualdad que ya existe desde hace más de un año", apunta Calvo.

Asegura que desde el PSOE le daban a Unidas Podemos el timón de las políticas sociales de un Gobierno de izquierdas pero Pablo Iglesias quería un Gobierno para él con los ministerios de Hacienda, Trabajo, Igualdad, Transición ecológica, Ciencia y Universidades.

Se muestra cansada y manifiesta que no hay escenificación impostada en las negociaciones. "No tengo edad para muchas tontadas pero sí la extenuación propia de quien vive una situación de tensión. O Iglesias estaba en el Gobierno o no habíaGobierno, esto es muy duro para nosotros porque hemos ido a trabajar en serio".