Adaia López Esteve vive en Barcelona y el 27 de junio de 2017 su novio rompió con ella. Adaia, en ese momento, le pidió un último beso. En el momento en que los labios de ambos se tocaron la mujer apretó los dientes y le arrancó la lengua de un solo mordisco.

El exnovio dice que ella era muy agresiva y por eso decidió romper la relación mientras que la joven asegura que él la intentó axfisiar y si no le arranca la lengua hubiera ahora estaría muerta. este es un extracto de las declaraciones de la joven que recoge el diario 'La Vanguardia':

"Si hace dos años no me hubiera defendido ahora estaría muerta. Le corté la lengua al cerrar la boca como acto reflejo cuando él me metió la lengua, para defenderme, y después me fui. Tuvimos una discusión y yo quería irme. Él me siguió por la calle. Como estaba todo cerrado corrí un poco y volví a casa. Allí me acorraló, me cogió, me agredió y me estuvo ahogando muy fuerte durante varios minutos. Me decía que no me podía ir, que me tenía que quedar con él. Me tenía cogida por el cuello y me tapaba la boca y la nariz. Luego me hizo una especie de gancho y me metió la lengua. No estaría viva ni habría juicio si no me hubiera defendido aquella noche".