La aplicación de mensajería instantánea 'WhatsApp' es una de las vías de entrada de muchos 'hackers' que quieren acceder de forma ilegal a nuestro teléfono móvil. Esta aplicación nos pide a menudo que verifiquemos nuestra cuenta. Para ello nos solicita que enviemos nuestro código de verificación. En este caso el 'hacker' habría pedido a Rivera un segundo envío de este código de verificación a través de un SMS.

Enviando este código cualquier persona ajena puede robar la cuenta de WhatsApp de forma que nos sea imposible recuperarla. Accediendo a la aplicación el 'hacker' tendría vía libre a todas nuestras conversaciones, saber los grupos en los que estamos e incluso ver las fotografías.

Existe un modo de evitar que alguien acceda a nuestra cuenta. A través de la configuración del terminal se verifica el acceso a 'WhatsApp' con un código propio. Si alguien es víctima de este tipo de usurpación tecnológica debe avisar a la empresa de mensajería para que le restablezcan la cuenta.