Los vecinos de un barrio de Madrid están hartos de los okupas que hace dos años se instalaron en una nave que supuestamente iba a ser un centro sociocultural. Los vecinos decidieron contratar a una empresa para echarlos del edificio, también los denunciaron, pero nada ha servido para que abandonen el edificio.

Un edificio del distrito de Argüelles lleva ocupado prácticamente dos años, los vecinos se quejan de las fiestas y la suciedad que generan las fiestas "desde las ocho de la tarde hasta altas horas de la madrugada", afirma una vecina.

Es la situación que denuncian los vecinos que viven cerca del centro social okupado de "la yaya". Los vecinos afirman que les "intentaron contar que iba a ser un centro social para actividad para el barrio y los niños, pero nunca han hecho nada de lo prometido".

Los vecinos también se quejan de las condiciones higiénicas de los alrededores del edificio "defecan, orinan fuera, vomitan", admite una de las vecinas del barrio de Argüelles.

Antena 3 Noticias ha intentando hablar con los okupas, pero su reacción ha sido esta: "¿Nos podéis contar por qué se quejan los vecinos? La verdad que no, no queremos que manipuléis nada"

Los vecinos, desesperados, esperan cambios con la llegada del nuevo consistorio en la capital.