Tremendo susto el que se han llevado los vecinos de un bloque de apartamentos en Salamanca. Un vehículo se empotró contra la fachada cuando perdió el control de su vehículo.

Durante el siniestro, el vehículo desplazó la cama de un dormitorio. Por suerte, la estudiante que duerme en la habitación no estaba allí ya que está de vacaciones. Finalmente, todo ha quedado en un susto y solo hay que lamentar pérdidas materiales.