La garita en la que están los guardias civiles que vigilan la casa de Iglesias y Montero en Galapagar

Publicidad

Madrid

Condenan a 7 meses de cárcel al hombre que comió roscón y se enfrentó a los agentes junto a la casa de Pablo Iglesias

El Juzgado de lo Penal le condena a siete meses de prisión por un delito de atentado después de provocar un altercado enfrentándose a los agentes de policía junto a la vivienda que Pablo Iglesias e Irene Montero poseen en Galapagar, en Madrid.

El hombre detenido por comer roscón y protagonizar altercados contra los agentes de la Guardia Civil frente a la casa de Pablo Iglesias ha sido condenado a siete meses de cárcel por el Juzgado de lo Penal número 14.

La sentencia le condena por un delito de atentado después de que llegara a enfrentarse con los agentes junto a la casa que poseen el vicepresidente segundo del Gobierno y la ministra de Igualdad, Irene Montero, en Galapagar, en Madrid.

El condenado se negó a abandonar de forma voluntaria el perímetro de seguridad establecido por los agentes, tal y como reza la sentencia. Además, llegó a golpear en dos ocasiones el pecho de uno de los agentes a los que hacía caso omiso.

El hombre reconoció haber dicho al agente que era un "delincuente" y que terminaría "entre rejas", además de haber empujado a otro policía después de, según él, recibir empujones de varios agentes.

Finalmente, el protagonista de estos incidentes con la Policía ha sido condenado a siete meses de cárcel y no a año y medio como pedía la Fiscalía por atentado contra la autoridad.

La magistrada Margarita Valcarce considera que no fueron las formas apropiadas de dirigirse a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y más cuando estos agentes de la Guardia Civil se encontraban realizando su trabajo.

Publicidad