Ir de vacaciones a tu casa en la playa y encontrarse que está a la venta. Esta es la surrealista situación que una familia madrileña ha vivido. Llegaron a Vera (Almería) para pasar unos 20 días en la casa que tienen allí, pero cuando llegaron a la puerta, descubrieron un cartel que indicaba que la propiedad estaba a la venta y la cerradura había sido cambiada.

"Al ver que la llave o encajaba, creímos que nos habíamos equivocado de casa", explica Verónica, la hija de los propietarios. Pero la realidad era otra: la inmobiliaria Solvia había embargado la casa por error y la había puesto a la venta. La primera vez que contactaron con la empresa, esta se ofreció a venderle la casa si estaban interesados.

Según la familia, la inmobiliaria debería haber puesto a la venta otra casa de esa misma urbanización, pero esta se confundió con la dirección. Solvia lamenta el error y dicen que harán todo lo que este en su mano para solucionar el problema. Mientras, la familia de Verónica debe pasar las vacaciones en un hotel en lugar de su domicilio.