Los ciudadanos han tomado la palabra. Lo han hecho a través de una petición para regular el derecho a una “muerte digna”. La iniciativa ha sido promovida por el doctor Marcos Hourmann, que ha recogido casi un millón de firmas a través de la plataforma Change.org para la despenalización de la eutanasia.

En pleno debate por el caso del hospital de Alcalá, que se niega a darle a una paciente lo que ella llama una “muerte digna o como el del doctor Ángel Hernández, que está a la espera de sentencia por ayudar a morir a su esposa. María José sufria esclerosis múltiple, y había solicitado a su marido que le diese un final digno.La ciudadanía se ha volcado con la propuesta.

A estas 600.000 firmas recogidas por Hourmann hay que sumarles otras 374.000 firmas conseguidas por la familia de Maribel Tellaetxe, la mujer de Ángel Hernández. Llegando casi al millón. Una cifra nada desdeñable, que sin duda reabrirá próximamente el debate sobre la regulación de la muerte digna.

Hourmann ha criticado la lentitud de nuestros políticos para formar gobierno. Y es que, a su entender los españoles seguimos sin gobierno mientras problemas como este siguen en la calle. Por eso, ira al congreso a exponer su propuesta junto con Ángel Hernández, quien espera no recibir condena por ayudar a morir a su mujer.