Pasaporte covid

Sin pasaporte covid y sin poder viajar, los problemas de movilidad para los positivos sin PCR de la sexta ola

Aquellos que solo se hicieron test de antígenos en casa para confirmar su positivo tendrán que vacunarse para poder actualizar el certificado de inmunidad.

Pasaporte covid

EFE Pasaporte covid

Publicidad

El final de 2021 será recordado por muchos como las Navidades de la sexta ola de Covid, de la búsqueda y escasez de los test de antígenos -tan codiciados para poder reunirse con tranquilidad en las fiestas-, y de las colas y saturación de los Centros de Salud y la Atención Primaria.

Largas filas y tiempo de espera para confirmar o descartar unos síntomas o para lograr simplemente la baja laboral. El protocolo de hacer un test de antígenos y confirmar el diagnóstico con una PCR quedó atrás en muchos ambulatorios por la avalancha de contagios.

A un grueso importante de pacientes se les hizo simplemente un test, a muchos otros, si ya traían el test positivo de casa, simplemente se les pedía que se confinaran y se les daba de baja. A estos últimos, miles de españoles, se les plantea un problema. Pese a tener inmunidad van a necesitar vacunarse si quieren acceder a una ampliación de su pasaporte covid.

¿Cómo consiguen el pasaporte covid?

"Esto no tiene base científica", denuncia Àlex Arenas, doctor en Física, catedrático de Ingeniería Informática y Matemáticas de la Universitat Rovira i Virgili (URV, en Tarragona) y experto en datos pandémicos. El certificado covid de recuperación sólo se puede emitir con una PCR, según la directiva europea. "Si no te hacen PCR y lo pasas en casa con un test positivo –explica Arenas– se puede informar y te lo añaden a tu informe de salud, pero no permitirá que tengas el pasaporte covid".

Conclusión: "El que necesite actualizar el pasaporte Covid si no se pincha la tercera dosis no podrá viajar".

El pasaporte Covid entró en vigor el pasado 21 de julio de 2021, un documento sencillo para acreditar que una persona estaba vacunada. Su vigencia inicial fue de doce meses, pero el pasado 21 de diciembre la Comisión Europea recortó a nueve meses su validez. Esta reforma se hará efectiva a partir de este próximo 1 de febrero de 2022, para dar margen a los países miembros de avanzar con las tasas de vacunación y las terceras dosis.

"Se debería cambiar el certificado Covid. No tiene sentido que un autotest en casa sirva para una baja y para declarar una enfermedad y no para el certificado de recuperación", explica el doctor Lorenzo Armenteros del Olmo, portavoz de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG).

Así que sólo con una tercera dosis, innecesaria para conseguir la inmunidad recién pasada la enfermedad, muchos de los contagiados en la sexta ola podrán conseguir el pasaporte COVID. Un malgasto de vacunas y un exceso de papeleo, para muchos. "Es un problemón del que no se nos ha informado debidamente", denuncia el portavoz de SEMG.

La sorpresa para muchos llegará en los viajes de Semana Santa, cuando ya haya entrado en vigor la nueva normativa del pasaporte COVID de la Comisión Europea y muchos viajeros ya hayan superado los nueve meses desde la segunda dosis recibida.

Publicidad