La Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública garantizará, a partir del próximo 15 de febrero, la gratuidad del servicio de televisión en los hospitales públicos de los 20 departamentos de salud de gestión directa de la Comunidad Valenciana, incluidos los centros de personas enfermas crónicas y de larga estancia.

La medida implicará un coste cercano a los 1,2 millones de euros, en concepto de la gestión del servicio y el mantenimiento integral de todos y cada uno de los 5.584 terminales implicados, incluyendo sus accesorios (mandos, pilas) y la instalación necesaria para su prestación, según ha informado la Generalitat en un comunicado.

La consellera de Sanidad Universal y Salud Pública, Ana Barceló, ha asegurado que, con esta medida, "además de hacer más llevadera la estancia de pacientes, terminamos con cualquier necesidad de copago por parte de usuarios y usuarias".

Esta medida se enmarca dentro del Plan de Dignificación de Infraestructuras y de la campaña de humanización de la sanidad, "buscando el mayor bienestar de usuarios y usuarias de la sanidad pública, y la universalización del servicio, público y gratuito", ha declarado Barceló.