El agente de la Policía Nacional Rufino Arco Tirado sostiene que "en España se valora muchos a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, y que lo asocien al postureo o al ligue, no queda bonito". Éste es uno de los argumentos en contra de la utilización de estas fotografías en redes de contactos, algo que está prohibido y puede comportar duras sanciones. "El uniforme es para usarlo en el trabajo y todo lo que fuera usarlo fuera del mismo, se sale del uso reglamentario", explica.

Como explica el agente Jesús de Prado Gallado, "se puede llegar a suspender al agente de empleo y sueldo durante días" por estos comportamiento.

Además, "poner una foto en uniforme, con una ubicación y nombre puede parecer una tontería pero ha acarreado muchos problemas de seguridad".

En los últimos tiempos, los 'selfies' se han convertido en una moda entre el cuerpo de Policía Nacional a pesar de que "ningún agente" puede "hacer uso del uniforme ni de ninguna insignia policial si no está previamente autorizado".