Un juzgado de La Bisbal d'Empordà ha dejado en libertad provisional al joven acusado de agredir sexualmente a un bebé de trece meses. La jueza lo ha dejado libre pero ha dictado medidas cautelares como la retirada del pasaporte del sospechoso, y la obligación de presentarse periódicamente en el juzgado.

Decisión algo polémica, ya que el suceso, que sacudió el pasado lunes el municipio gerundense de Palafrugell parecía estar revestido de la suficiente gravedad, como para, que por lo menos el supuesto abusar ingresase en prisión provisional sin fianza. Pero contra todo pronóstico la jueza ha decidido dejarlo en libertad.

Y es que, se trata de un posible abuso a un bebé de trece meses. El sospechoso de 18 años, era su canguro. El posible abuso fue destacado por la madre de la criatura, que al sospechar del joven decidió llevar a su hijo al pediatra. Este junto a los forenses le confirmó, que había sido víctima de una agresión sexual.

Tras ser informada la policía de estos hechos por el forense que realizó la exploración, los agentes procedieron a la detención inmediata de este sospechoso, que sigue a día de hoy a la espera de sentencia