Un joven de 18 años ha sido detenido tras ser acusado de agredir sexualmente a un bebé de tan solo 13 meses. Ha ocurrido en la localidad de Palamós, en Girona.

Las alertas saltaron cuando la madre del menor le llevó al pediatra al notarlo raro. Allí, los médicos certificaron que presentaba síntomas de agresión sexual. Los Mossos d' Esquadra fueron rápidamente informados del caso y procedieron a la detención del sospechoso.

El agresor era el canguro y amigo de la familia, quien pasaba unas seis horas al día con el menor de lunes a viernes.