Los cinco miembros de 'La Manada' han acudido este viernes a firmar, como cada viernes desde su puesta en libertad, pero se trata de la última imagen en libertad que se tendrá de ellos, al menos, acudiendo a firmar en el juzgado.

Actualmente se está procediendo a su localización para su posterior detención, que la Audiencia de Navarra ha decretado para la tarde de este viernes, después de que el Tribunal Supremo haya fallado en contra de ellos por un delito de violación, imponiéndoles una pena de 15 años de prisión y una multa de 100.000 euros.

Durante la vista oral, Agustín Martínez, el abogado de 'La Manada', que la víctima "habría obtenido ayuda si la hubiera querido pedir" y ha insistido en que no hubo intimidación ni violencia. "Manifestar la oposición y la negativa exige que quede mínimamente claro que no se quieren mantener esas relaciones. Pero ellos mismos pudieron entender de manera errónea lo que ella quería hacer. Pero ella sí quería hacer", ha asegurado.

"Ella pensó que había estado con cinco sinvergüenzas que le habían grabado y que podían difundir las imágenes y eso le dio pánico. En las imágenes se podía haber visto, dolor, asco, pena y no se ha visto nada. Las imágenes son perfectamente interpretables", ha defendido.