Publicidad

EL CASO DE JUANA RIVAS NO ES AISLADO

Cada año se denuncian en España alrededor de 200 secuestros parentales

La situación de Juana Rivas no es una excepción, ya que se han dado otros casos en los que las madres arriesgan su libertad incumpliendo una orden judicial para entregar a sus hijos. La resolución suele ser compleja y en ocasiones terminan con el progenitor en prisión.

antena3.com | Madrid
| 29.07.2017 17:09

Los secuestros parentales en España se cifran en unos 200 anuales. Por ello, el caso de Juana, la madre de Granada que ha huido con sus hijos, no es aislado. Otros padres se han visto en la misma situación, llegando a poner en riesgo su propia libertad al no cumplir la orden judicial y entregar a sus hijos.

El año pasado, en Andalucía, María Salmerón se negó a dejar que su exmarido, acusado de malos tratos, viera a su hija. Por lo que incumplió el régimen de visitas, costándole cuatro condenas de prisión. Finalmente, María fue indultada por el gobierno central y pudo evitar la cárcel.

Los expertos destacan que se trata de una situación en la que las mujeres víctimas de violencia de género, "se ven obligadas" para "proteger a sus hijos".

Otro caso es el que vivió Elena de Pedro y su familia en Portugal, país de origen de su marido. La mujer aseguró que sufría malos tratos y que esa fue la razón por la que huyó. Una vez en España denunció la situación ante el juez pero le dijeron que tenía que realizarla en Portugal.

Asimismo, Isabel Monrós que residían en México junto a su marido, ambos valencianos, sufrió malos tratos, por lo que decidió huir a España con sus hijos. Sin embargo, tras una denuncia del padre por sustracción de menores, en 2013 la justicia dictaminó que sus tres hijos tenían que regresar a México con su progenitor.

Publicidad