60.010500

Publicidad

Coronavirus

Enfado entre los vecinos de Íscar y Pedrajas de San Esteban (Valladolid) por el nuevo confinamiento decretado

El confinamiento ya es efectivo aunque el Ayuntamiento de Pedrajas ha presentado esta mañana un recurso administrativo ante la Junta de Castilla y León, unos pasos que también seguirá Íscar.

Un centenar de personas se concentró anoche en las localidades de Íscar y Pedrajas de San Esteban, en Valladolid, para protestar contra el nuevo confinamiento decretado por la Junta de Castilla y León. Consideran que será muy perjudicial para la economía de ambos municipios.

El confinamiento en ambas localidades ya es efectivo aunque el Ayuntamiento de Pedrajas ha presentado esta mañana un recurso administrativo ante la Junta de Castilla y León contra las medidas restrictivas. El enfado entre los vecinos de ambas localidades es grande.

El alcalde de Pedrajas, Alfonso Romo, ha asegura que "los contagios son de carácter social y familiar", dos circunstancias que "no se van a poder evitar con el cierre de ambos pueblos". El Ayuntamiento de Pedrajas insta a la Consejería de Sanidad a derogar la orden por la que se adoptan medidas sanitarias para hacer frente a la expansión del virus.

El municipio critica que la medida es "desproporcionada y no guarda la más mínima relación, ni tiene la más mínima justificación técnica, ya que no existe evidencia técnica que justifique que la limitación de entrada y salida de sendos términos municipales vaya a suponer una reducción del número de contagios en estos municipios, teniendo en cuenta, además, que los actuales brotes existentes en sendas localidades son de carácter social provocados por reuniones familiares y de amistades".

Iscar seguirá los pasos de Pedrajas

El alcalde de Iscar, Luis María Martín, ha asegurado que va a seguir de Pedrajas y presentará también su propio recurso administrativo "lo antes posible", un trámite que, previsiblemente, quedará cerrado a lo largo del fin de semana.

Martín ha lamentado que se vuelva a confinar al municipio y ha criticado que la medida se tome, de nuevo, un viernes y durante 14 días, lo que incluye tres fines de semana consecutivos, una decisión que "hará mucho daño a la hostelería". "Acatamos todas las normas con sensatez, pero pedimos que, al menos, no se limite la movilidad", ha solicitado el alcalde de Iscar.

Publicidad