97.002333

Publicidad

Día Mundial Sin Tabaco

Día Mundial Sin Tabaco: Primeros estudios sobre la relación entre los fumadores y el coronavirus

Hoy se celebra el Día Mundial Sin Tabaco y los primeros estudios aseguran que los fumadores tienen mayor probabilidad de contagiarse por coronavirus y de sufrir complicaciones e incluso morir.

Los expertos siguen centrando sus esfuerzos en concretar los efectos que puede provocar el coronavirus en las personas fumadoras y aseguran que estas corren más riesgo de contagiarse.

Los primeros estudios acerca de la relación entre las personas fumadoras y el coronavirus se han conocido curiosamente en el 'Día Mundial Sin Tabaco'. Este trabajo asegura que los fumadores contagiados por coronavirus tienen más probabilidad de sufrir complicaciones e incluso de morir.

Así lo ha informado Nekane Murga en este 'Día Mundial Sin Tabaco'. La consejera vasca de Salud ha anunciado nuevos tratamientos para dejar de fumar y ha asegurado que en Osakidetza hay un total de 93.629 personas registradas, de las que el 56.6% son hombres.

El grupo de edad que reúne al mayor número de personas registradas en Osakidetza con el objetivo de dejar de fumar, se encuentra entre los 46 y los 64 años. Entre los jóvenes de 16 a 25 años, el número de fumadoras es mayor que el de fumadores, pero a partir de los 46 años vuelven a ser los hombres los que consumen más.

Mayor riesgo de contagio

Las personas fumadores tienen un mayor riesgo de contagio que las que no lo son por el simple hecho de tocarse la boca más veces con el propio cigarro. Además hay quien asegura que el humo del tabaco ayudará a propagar el coronavirus durante la reapertura de los bares y terradas en estas fases de la desescalada.

Una vez contagiado por coronavirus, el fumador podrá tener mayores complicaciones, ya que la afectación pulmonar es mayor, entre otros aspectos, incluso un mayor riesgo de fallecer. El Departamento de Salud ha incrementado su oferta de tratamientos durante la crisis del covid-19 para llegar a un número más elevado de personas que quieran dejar el tabaco.

El confinamiento está siendo especialmente difícil para aquellas personas con adicciones, sobre todo al alcohol, tabaco y juegos. Durante estos meses les está siendo imposible ocultar sus hábitos a las familias, que son las que están llamando en muchas ocasiones a los centros especializados en esta ayuda.

Publicidad