Una patrulla de la Policía Nacional

Publicidad

Málaga

Detienen a los padres de un bebé de 11 meses que dio positivo en cocaína en Estepona

El pequeño ha pasado más de un mes en la UCI y ha quedado bajo los servicios de protección de la Junta de Andalucía. Actualmente el bebé se encuentra en estado favorable pero todavía hospitalizado en Estepona, en Málaga y sus padres han sido detenidos por consumidores de esta sustancia y por implicación de un delito de malos tratos en el ámbito familiar.

Los agentes de la Policía Naciónal en Estepona, en Málaga, han detenido a los padres de un bebé de 11 meses que dio positivo en cocaína. El estado de salud del bebé lo llevó a ingresar en la UCI más de un mes y tras una investigación los padres fueron arrestados por presunta implicación de un delito de malos tratos en el ámbito familiar y por consumidores habituales de la sustancia encontrada en el cuerpo del pequeño. El padre ya había sido detenido anteriormente por un delito contra la salud pública y fue su madre quien lo llevó al hospital por un problema estomacal.

Los agentes de la UFAM de la Comisaría de Estepona iniciaron la investigación a principios de diciembre tras el ingreso del bebé en la UCI de Marbella. Esta agentes empezaron a indagar en el entorno del menor, así consiguieron saber que el bebé residía en un inmueble de Estepona junto a sus padres, otra hija de la pareja de cinco años, y unos tíos.

A mediados del mes de enero, el niño fue trasladado a planta y su evolución actualmente es favorable aunque todavía se encuentra hospitalizado.

Se conoció después que la madre del pequeño acudió al hospital con un problema de salud en la recta final de su embarazo, dando positivo en cocaína y provocando que el pequeño naciera con síndrome de abstinencia. También se descubrió que el pequeño no era lactante por lo que la opción de que la cocaína llegara por esa vía fue descartada. Tras esto, los progenitores, un hombre de nacionalidad colombiana y una mujer española, ambos de 26 años, fueron detenidos y los tíos declararon como investigados no detenidos.

El pequeño quedará en manos de los servicios de protección de menores de la Junta de Andalucía quedando prohibidas las visitas por parte de los padres. La otra hija ha sido acogida, provisionalmente, por sus tíos

Publicidad