El objetivo del plan para la Convivencia y la Mejora de la Seguridad Escolares es proteger a las víctimas de todo tipo de violencia, incluido el acoso, la xenofobia o el racismo, así como liberar el entorno de los colegios del tráfico y consumo de drogas incrementando la presencia policial.

El plan pretende prevenir la delincuencia juvenil y se elabora durante todo el año aunque tiene una fase de intensificación, donde se activa el control policial en coincidencia con los periodos de incremento de oferta y demanda de drogas.

Durante 2018 se han desactivado 104 puntos de venta de droga en las inmediaciones de los centros escolares de todas las comunidades autónomas, a excepción de Cataluña y País Vasco, que cuentan con policías integrales y competencias en esta materia.

Las islas Canarias, con 27; Andalucía, con 26; y la Comunidad Valenciana, con 17, son las autonomías con más puntos de venta de droga desarticulados. Por otro lado, en Murcia, las islas Baleares y Ceuta y Melilla no se desarticuló ninguno.

El plan incluye charlas en los centros educativos y en total se impartieron 10.454 sobre acoso escolar, 21.049 acerca de las nuevas tecnologías, 6.482 relacionadas con la violencia sobre la mujer, 5.167 sobre drogas y 1.155 relativas a bandas juveniles.

También te puede interesar...

Los expertos apuestan por los protocolos y por estar muy atentos para detectar el abuso escolar

Los vecinos de Raval de Barcelona denuncian el consumo de drogas a plena luz de día en parques infantiles

Detienen a 51 personas en una operación contra una organización dedicada al tráfico de hachís