Boda

Se celebra una boda en el País Vasco con 125 invitados con pruebas PCR

Se ha celebrado en el País Vasco una boda con 125 invitados. Un día antes, se les realizaron pruebas PCR y 15 días después se les hará un seguimiento para confirmar que no haya contagios.

Publicidad

Se ha celebrado una boda en el País Vasco con 125 invitados al aire libre. El objetivo es demostrar que esta celebraciones son seguras tras la llegada del coronavirus.

La ceremonia de María y Antonio se ha celebrado al exterior. Todos los invitados se han realizado una prueba PCR negativa para asistir con mascarilla. Además, todos ellos tendrán un seguimiento durante los próximos 15 días para asegurarse de que no haya habido contagios durante el evento.

Las pruebas PCR se realizaron en una furgoneta con una unidad móvil que las realizó a los 125 invitados.

La boda ha tenido lugar en Gueñes, en Vizcaya. Esta acción ha tenido un sobrecoge, frente a una boda más común tras la llegada del coronavirus. Concretamente han sido 2.000 euros de más.

Boda tras varios intentos

Después de un año de pandemia y dos intentos, han conseguido celebrar la ceremonia en el Jardín Berretaguren de Gueñes. La boda es una prueba piloto en tiempo real con el que la Asociación del Sector Nupcial del País Vasco quiere reivindicar la celebración de estos eventos cumpliendo con la normativa.

El objetivo es conseguir que se rebajen ligeramente las restricciones por el coronavirus en las bodas. La facturación en las bodas descendió un 92% el verano pasado y este año se encuentra en un 69%.

Las grandes celebraciones, como bodas y comuniones, tienen un aforo limitado como una de las medidas. Solo se puede ocupar un 35% del aforo máximo. Además, tampoco se puede utilizar la pista de baile.