Se le conoce como 'Blue Monday' o como el lunes más deprimente del año. Así está considerado el tercer lunes de enero. Los días de fiesta y las vacaciones ya quedan lejos y comenzamos a decaer en nuestros propósitos de año nuevo.

La cuesta de enero comienza a hacerse presente con las subidas en gastos y el mal tiempo tampoco ayuda. Todos estos conceptos son los que introdujo en su fórmula un psicólogo británico en 2005 cuando pretendía averiguar cual era el día con más posibilidades de sentimos apáticos o decaídos.

El psicólogo británico Dr. Cliff Arnall inventó una fórmula para calcular por qué nos sentimos un poco azules ese día. Los conceptos integrados en su fórmula son el mal tiempo, las deudas y gastos, el tiempo transcurrido ya desde la fiesta de Navidad, el fracaso en los retos de año nuevo y el bajo nivel de motivación.

El color azul ya se ha relacionado en más de una ocasión con la tristeza, así se hizo en la película más famosa sobre las emociones, 'Del revés' en el que el personaje que representa la tristeza y el pesimismo es de una decaída mujer de color azul.

Tristeza | Pixar

Sumergirse en un buen libro, regalarse flores, dejar un rato para quedar con amigos o descansar y desconectar del trabajo. Ahora que estamos advertidos tenemos la posibilidad de pensar qué hacer para que este próximo lunes no se nos haga 'tan azul'.