La Guardia Civil ha localizado a un abogado al que persiguieron durante varios kilómetros por tierra y aire por circular con exceso de velocidad sin conseguir que este se detuviera. Los hechos ocurrieron este martes, cuando los vecinos de Yecla vislumbraron un helicóptero de la Guardia Civil sobrevolando a baja altura el centro urbano de la localidad persiguiendo un vehículo. El coche del letrado es un Volvo, al que se seguía desde la autovía A-33 por circular rebasando el máximo permitido.

Finalmente, consiguieron dar con el turismo una vez aparcado en un garaje y después de que el conductor saliera corriendo en dirección al centro de la localidad, perdiéndosele el rastro en el entorno del juzgado. La velocidad de más de 200 kilómetros por hora, unida a que hubiera dejado el coche mal aparcado, hicieron pensar que se trataba de un delincuente que pretendía huir de los agentes.

Sin embargo, la situación se remontaba a primera hora de la mañana en el juzgado de Yecla, donde estaba fijada una vista oral por un accidente de tráfico, pero al que no se presentó el abogado, por lo que el juez contactó con éste. Según explicó, se había confundido de fecha y pensaba que era el día posterior, por lo que el juez dio un margen de unos minutos al letrado para que llegara, según informa La Verdad.

A la salida del juicio estaban esperando los agentes de la Guardia Civil, que lo escoltaron hasta el coche. El abogado se ha mostrado "arrepentido" tras lo ocurrido, "pero no avergonzado". Ha dado negativo en las pruebas de alcohol y drogas y está a la espera de pasar a disposición judicial para explicar lo ocurrido. Además, tendrá que hacer frente a una multa por mal aparcamiento y abonar el coste de la grúa, que ya había salido hacia el lugar cuando el abogado regresó al vehículo.