Salud

Cómo atender a una persona con mareos por la ola de calor

Existen diversidad de posibilidades que ocasionan los mareos. Siempre se recomienda consultar a un profesional de salud en caso de que sean episodios repetidos. En caso de emergencia, SUMA 112 ha explicado cómo atender a un paciente que sufre un mareo.

Suben las temperaturas por la entrada de una masa de aire africano en España

Publicidad

Llega la ola de calor a España y con ello las temperaturas que harán que los termómetros lleguen a máximos históricos. Los episodios de mareos son frecuentes en estas épocas y con ello, la bajada de tensión. Es habitual no saber qué hacer ante una situación así. En cuestión de segundos recuperarás el equilibrio con los consejos que da SUMA 112.

Asistencia a una persona con mareo

Lo primero que hay que hacer es saber si la persona que sufre de mareos está consciente. Si este es el caso, hay que preguntarle qué tal se encuentra. A continuación, habrá que ayudar a que se estire en el suelo y después levantarle las piernas para que la oxigenación llegue al cerebro. Simplemente con este proceso, el paciente notará como se recupera poco a poco.

Si el episodio de desequilibrio hace que la persona pierda la consciencia, es preciso hablarle o pellizcarlo para que se recupere. También ayudará a acelerar el proceso de rehabilitación echarle agua en la cara o tratar de llevar al paciente a lugares fríos donde haya ventilación.

Si a pesar de todo ello no se recupera, habría que llamar inmediatamente al Servicio de Emergencias 112, que atenderá al afectado con las medidas necesarias de acuerdo con el estado clínico del paciente.

Los servicios sanitarios procederán a un control de la tensión del paciente y le mirarán el nivel de azúcar en sangre. En caso de que todo esté correctamente, será dirigido a una consulta para descartar posibles casos graves y asegurarse de que todo fluye con normalidad.

Cómo evitar un mareo

Si una persona presenta síntomas de un posible mareo cómo la pérdida de visibilidad o la bajada de tensión, será preciso acudir a ciertas medidas que minimizarán los síntomas del mareo.

En primer lugar, habrá que buscar un lugar fresco donde el paciente pueda airearse. A continuación, tendrá que sentarse y beber abundante agua o refrescarse con ella. Además, tratará de comer alimentos ricos en sal que permitirán que se regulen los niveles en sangre.

En el caso de que los mareos sean algo habitual, pero de lo que no exista preocupación, habrá que tener en cuenta que hay determinados hábitos de consumo que favorecen a la aparición de sensaciones de vértigos que habrá que eludir.

De esta forma, habrá que evitar el consumo de alcohol, tabaco y café, pues estas sustancias no harán más que empeorar los síntomas. También se deberá de llevar a cabo una reducción del consumo de azúcares o carbohidratos procesados, así como alimentos bajos en sal, grasa y poco condimentados.

Publicidad