El enfrentamiento entre talibanes y las fuerzas de seguridad en Kabul se ha prolongado durante casi 8 horas, después de que un vehículo, cargado de explosivos, estallase en las puertas del Ministerio de Defensa, en Kabul.

La explosión se ha cobrado la vida de una docena de personas y más de un centenar de heridos, más de la mitad menores. El objetivo del atentado era el "Directorio de Logística e Ingeniería del Ministerio de Defensa", según indicaron los propios talibanes cuando reclamaron la autoría del atentado.

La explosión se registró sobre las 08.55 hora local (04.25 GMT) y en pleno centro de la capital afgana. Según las primeras informaciones, en el atentado han participado cinco individuos, "uno de los cuales detonó un vehículo cargado de explosivos y los cuatro restantes, que estaban equipados con armas, explosivos, y chalecos suicidas, entraron en las instalaciones y atacaron al personal enemigo", afirmó en un comunicado el portavoz talibán Zabihullah Mujahid.

Según el portavoz del Ministerio de Interior, Nasrat Rahimi, los enfrentamientos finalizaron al rededor de las 17.00h horas (12:30 GMT) así como la muerte de los cinco atacantes a manos de la Policía. Dos miembros de las Fuerzas Especiales también murieron en el ataque. 116 personas resultaron heridas, según el balance ofrecido por el portavoz del Ministerio de Salud Pública, Wahidullah Mayar, y entre ellos se encuentran al menos 50 niños heridos.

El ataque terrorista coincide en un contexto en el que la violencia había disminuido en los últimos meses en la capital afgana."En los últimos tres meses, solo 40 personas murieron en ataques terroristas en Kabul, mientras que en el mismo período del año pasado, 422 personas murieron en ataques grandes y pequeños en Kabul" indicó el Consejo de Seguridad Nacional de Afganistán en un comunicado. El portavoz de la oficina de los talibanes en Catar, Suhail Shaheen, ha afirmado que solo "cuando se anuncien las fechas para el retiro de las tropas extranjeras en presencia de garantes internacionales, se iniciarán conversaciones con las partes afganas, pero no hablaremos con el gobierno de Kabul".