Un terremoto de magnitud 6,3 ha sacudido el norte de Filipinas sin que las autoridades hayan informado en principio de víctimas o daños, ni se haya emitido una alerta por tsunami. El hipocentro del sismo fue localizado a 40 kilómetros de profundidad.

Filipinas se asienta sobre el llamado 'Anillo de Fuego del Pacífico', una zona de gran actividad sísmica y volcánica que es sacudida por unos 7.000 temblores al año, la mayoría moderados. Terremotos de magnitud superior a 5 se registran de manera esporádica en el sur de Mindanao, Batanes y la región oriental de Bicol.