131.896000

Publicidad

Coronavirus

Polémica por las distintas formas de contar en cada país a los fallecidos por el coronavirus

Cada vez resulta más evidente las dificultades para comparar el avance del coronavirus en cada país. Si ya hay quien duda sobre la forma de contabilizar las víctimas en China o en Rusia, ahora la polémica llega a Europa donde cada país usa su propio criterio como Francia que no incluye a los fallecidos en casa o en residencias o el caso de Holanda que no computa a los ancianos que fallecen porque no se les hospitaliza.

La pandemia avanza por el mundo y ha contagiado ya a 732.000 personas y ha matado a cerca de 35.000 personas. Esas son las cifras que se conocen en función de los datos que facilita cada país. Y la fórmula de computar esas personas no es la misma todos los lugares. En la Unión Europea ya hay polémica porque cada estado miembro hace las cuentas a su manera.

Distintas formas de contabilizar a las víctimas del coronavirus

-En Francia las personas que mueran por coronavirus en sus casas o en una residencia de ancianos no entrarán en las estadísticas. Francia por ejemplo sólo contabiliza los fallecidos en los hospitales. Las autoridades sanitarias lo achacan a las dificultades técnicas para saber esa cifra con exactitud. Explican que no están vinculados los datos de los centros hospitalarios y de las residencias y que las cifras reales podrían ser mucho mayores. Sí reconocen que en las dos últimas semanas han aumentado los decesos de mayores de 65 años.

-En Holanda no admiten a los ancianos enfermos de coronavirus en las clínicas por ser demasiado mayores, así que no los cuentan en las estadísticas y tampoco a los pacientes de COVID19 que están en casa.

-En el Reino Unido, donde el gobierno ha restado importancia a la epidemia hasta hace una semana, no comenzaron a anotar las muertes por el COVID-19 hasta el mes de marzo.

-En Alemania tampoco computan los muertos no diagnosticados pero sí incluyen a los fallecidos testados aunque tengan otras enfermedades.

-En Italia presenta informes sobre estos casos dos veces a la semana. Incluye en el registro a todos los pacientes que habían dado positivo en las pruebas y que han fallecido, independientemente de otras posibles patologías.

Dintintas estrategias para luchar contra la pandemia

También son distintas las estrategias para hacer frente al virus. Mientras que en Alemania y Corea del Sur han apostado por hacer miles de análisis a la semana, Singapur rastreó los móviles para cortar la cadena de contagio. Japón sin embargo optó por monitorizar a la población más vulnerable y hacer cuarentenas localizadas. En el otro extremo está Suecia que solo ha prohibido las reuniones de más de 50 personas.

Publicidad