Un niño recorre varios kilómetros cada día para poder acceder a sus clases online

Publicidad

Coronavirus

Un niño recorre varios kilómetros cada día para poder acceder a sus clases online durante el confinamiento

Giulio Giovannini, de 12 años, vive en la Toscana, Italia, y no dispone de Internet en casa, por lo que su única opción para recibir las clases en línea es caminar varios kilómetros cada día hasta llegar a una colina donde puede conectarse.

Giulio Giovannini no tiene Internet en su casa de la Toscana, en Italia. El pequeño de doce años tiene que caminar varios kilómetros todos los días hasta llegar a un lugar donde recibe señal y puede conectarse.

Este lugar es una colina situada a varios kilómetros de casa donde el pequeño acude cada día junto a su madre para poder recibir las clases.

Debido a un fallo en la línea telefónica, Giulio Giovannini, no puede recibir las clases desde casa, razón por la que sale cada día a buscar señal para evitar quedarse atrás en el curso con respecto a sus compañeros.

Su madre le acompaña cada día y transmite la señal desde su móvil al dispositivo del pequeño, que sin duda, está haciendo un gran esfuerzo para poder continuar con sus clases online.

Publicidad