Más de 10.000 personas llevaban varias horas concentradas esperando a que los manifestantes destruyesen las puertas del Parlamento de Hong Kong. No había presencia policial porque las autoridades habían negociado con los organizadores de la protesta que el recorrido de la manifestación no pasara por la zona en cuestión. Sigue aquí la señal en directo