Greta Thunberg, de 16 años, se ha convertido en un símbolo. Sus protestas han inspirado el movimiento 'Youth For Climate'. Hoy esa joven ha vuelto a regañar a los políticos "por no hacer sus deberes", ahora no en su Suecia natal, sino en la sede de las instituciones europeas, en el Comité Económico y Social, con el presidente de la Comisión, Jean Claude Juncker presente.

Y con ella los miles de jóvenes que cada semana se organizan por las redes sociales y protestan en Bruselas. Han vuelto a llenar las calles de la capital europea y protestado por la inacción contra el cambio climático.