Un tribunal alemán juzga por asesinato a una mujer que dejó morir de sed a una niña esclava yazidí

El martes pasado comenzó en Múnich el juicio a una mujer alemana acusada de dejar morir de sed a una niña esclava yazidí de cinco años cuando formaba parte del grupo terrorista Estado Islámico en Irak.

La Fiscalía imputa a la mujer de 27 años crímenes de guerra, asesinatos y pertenencia a una organización terrorista extranjera. Según su abogado, la acusada no quiere responder a estos cargos en primera instancia. La acusada, natural de la región de Baja Sajonia, raptó con la ayuda de su marido a la niña de un grupo de prisioneros de guerra yazidíes en verano de 2015. Esta minoría religiosa ha sufrido especialmente a manos de Estado Islámico.

Según la versión de la Fiscalía, el hombre encadenó a la niña al sol, a una temperatura de hasta 45 grados, como castigo por mojar la cama. La niña murió de sed, por lo que a la acusada se le imputa homicidio negligente.

El juicio se ha pospuesto hasta el 29 de abril tras la sesión de apertura de este martes, ya que la Fiscalía asegura que ha encontrado a la madre de la niña y que está dispuesta a testificar como testigo.

Está previsto que la madre se presente también como acusación y sea representada por la famosa abogada en favor de los Derechos Humanos, Amal Clooney.

También te puede interesar...