El País, ha localizado en el campo sirio de Al Hol, a tres ciudadanas españolas que viajaron con sus maridos a Siria en 2014. "Lo único que deseamos es salir de aquí. No nos pueden condenar por cuidar de la casa y de nuestros hijos en el Estado Islámico". Llevan poco más de un mes cautivas en ese campo y residen en el último tramo del campamento, donde las yihadistas más radicales intentan hacerse con el control.

Las españolas Yolanda Martínez (34 años), Luna Fernández (32 años) y Lubna Miludi, han sobrevivido al derrumbe del califato en su último reducto de Baguz, oasis en la frontera oriental de Siria con Irak. Natalia Sancha, del diario El País, las ha entrevistado en una caseta del campo sirio de Al Hol, en el que se hallan retenidas en condiciones muy precarias junto a otras 73 mil personas, de las cuales un 92% son mujeres y menores.

Las tres cuidan de 15 menores. Fernández, que tiene 4 hijos y está embarazada del quinto, ha manifestado su deseo de volver a España. "Si España me puede sacar, yo quiero salir de aquí. ¡Pero no pueden separarme de mis hijos!". Mientras Martínez comparte el mismo deseo. Su marido es el único que esta vivo, los otros dos han fallecido. Sostienen que sus maridos eran "meros empleados del Estado Islámico y nunca combatieron."

Aseguran que fueron engañadas por sus maridos. Que les prometieron un viaje de placer y una nueva vida en Turquía hace cinco años. Las dos madrileñas son conversas y rezaban juntas los viernes en la mezquita de la M-30 de Madrid. Lubna solo iba de vez en cuando.