Publicidad

George Floyd

El jefe de policía de Minneapolis, en el juicio por la muerte de George Floyd: "Presionar de esa forma el cuello con la rodilla viola el código policial"

La segunda semana de juicio ha comenzado con las comparecencias del jefe de policía de Minneapolis, Medaria Arradondo, y el médico de urgencia que certificó la muerte de George Floyd, Bradford Wankhede Langenfeld

Este lunes ha arrancado la segunda semana de juicio contra Derek Chauvin, el ex policía acusado de acabar con la vida de George Floyd el pasado 25 de mayo de 2020 tras presionarle el cuello con la rodilla durante más de nueve minutos, y lo ha hecho con la comparecencia del jefe de policía de Minneapolis, Medaria Arradondo, quien ha señalado que "presionar el cuello de esa forma viola el código policial".

"Cuando el señor Floyd ya no respondía e incluso no se movía, seguir aplicando ese nivel de fuerza a una persona que se encuentra en la calle, con las manos esposadas a la espalda, no es algo que esté en nuestro código, no es parte de nuestro entrenamiento y ciertamente no es parte de nuestra ética o nuestros valores", ha indicado.

"El trabajo de los agentes consiste en tratar con dignidad y respeto a la ciudadanía", ha añadido Arradondo, el primer jefe de policía negro en la historia de Minneapolis.

Arradondo expulsó del cuerpo tanto a Chauvin como a los otros tres agentes que participaron en la detención de Floyd días después del incidente.

Fallecimiento por asfixia

Antes de Arradondo ha sido el turno de Bradford Wankhede Langenfeld, el médico de urgencias que atendió a George Floyd a su llegada al Hennepin County Medical Center. Langenfeld ha explicado que en el informe de los sanitarios que atendieron por primera vez a Floyd "no se indicaba nada sobre una parada cardiorrespiratoria motivada por una sobredosis de droga".

El médico, que fue el encargado de certificar la muerte de Floyd, ha añadido que la causa más probable de la muerte fue la "asfixia", añadiendo que en dicho informe consta que "ninguno de los agentes realizó la maniobra de reanimación cardiopulmonar".

Floyd murió inmovilizado en el suelo por Chauvin, que durante más de más de nueve minutos le presionó el cuello con su rodilla mientras la víctima se quejaba reiteradamente de que no podía respirar.

La defensa mantiene que la muerte se debió al consumo de drogas

El ex policía está acusado de los cargos de asesinato en segundo grado, penado con hasta 40 años de cárcel; asesinato en tercer grado, con una condena máxima de 25 años, y homicidio en segundo grado, que acarrea hasta 10 años de privación de libertad.

La defensa mantiene que Chauvin se limitó a aplicar el protocolo para el que había recibido formación y que la muerte de Floyd estuvo causada por el consumo de drogas de éste y por su mal estado de salud.

El juicio, que está previsto que dure un mes aproximadamente, comenzó la semana pasada, cuando comparecieron, entre otros, la novia de Floyd y algunos de los testigos que presenciaron la detención.

Publicidad