Cajero automático

La historia de un hombre que descubrió un fallo en unos cajeros automáticos y logró estafar 1,6 millones de dólares

El hombre descubrió un error de software en los cajeros y logró retirar 1,6 millones de dólares en cuatro meses. Le sentenciaron a un año de prisión por robo y fraude.

Cajeros automáticos

Cajeros automáticos Antena 3 Noticias

Publicidad

Dan Saunders tenía un empleo común, trabajaba en un restaurante en Australia, y pasaba sus horas libres con sus amigos. A pesar de tener empleo, solía llegar justo a fin de mes. Sin embargo, todo cambió una noche cuando volvía a su cas atras una fiesta. Saunders residía en Wangaratta, una pequeña localidad australiana de apenas 30.000 habitantes en el estado de Victoria. Antes de volver a casa decidió pasar por un cajero automático para retirar dinero. Su cuenta corriente estaba en cero, por lo que decidió transferir 200 dólares de su tarjeta de crédito a su cuenta bancaria. Aunque apareció como 'cancelada', descubrió que sí podía retirar el dinero.

"Transferí 200 dólares de mi cuenta de crédito a mis ahorros, pero el cajero canceló la transacción y rechazó mi tarjeta. Me pareció extraño, así que intenté sacar 200 dólares de mi cuenta de ahorros para ver qué pasaba, y funcionó", explica.

Después de retirar esa cantidad probó con otra más elevada y comprobó que el banco no le ponía problemas. Saunders vio que había descubierto un error de software en los cajeros: por la noche, el sistema se desconectaba del banco y de Internet. El hombre retiraba dinero por la noche y por la mañana ingresaba una cantidad para que la cuenta no se quedara en negativo.

En apenas 4 meses, este hombre consiguió retirar 1,6 millones de dólares australianos, el equivalente a casi 1,1 millones de euros.

Sin embargo, cuanto más dinero iba acumulando mayor era su sentimiento de culpa. Tras una pesadilla, en la que era capturado por la Policía, comunicó el error al banco. Hasta dos años después, en 2015, la Policía no contactó con él. Entonces le sentenciaron a un año de prisión por robo y fraude, pero acabó siendo liberado con una orden correccional comunitaria de año y medio. Ahora su historia será llevada a la gran pantalla.

Publicidad