POLÉMICA DE PISOS TURÍSTICOS

POLÉMICA DE PISOS TURÍSTICOS

El Govern balear sanciona a los dueños de tres caravanas por alquilarlas como alojamiento turístico

La dirección general de Turismo del Govern balear ha abierto tres expedientes a los dueños de tres caravanas por alquilarlas como alojamiento turístico a través de un portal de arrendamiento de pisos turísticos. La sanción podría oscilar entre los 4.000 y los 40.000 euros.

La Dirección general de Turismo ha iniciado tres expedientes sancionadores a los propietarios de tres caravanas por comercializarlas como oferta de alquiler turístico de manera ilegal. Los inspectores de la Conselleria de Turismo han comprobado que los vehículos se publicitaban en el portal de Airbnb ofreciéndolos como hospedaje, con indicación de plazas de alojamiento posibles y dormitorios disponibles.

Es la primera vez que los inspectores de Turismo pueden actuar contra los propietarios de caravanas. Los inspectores realizaron las visitas a estos propietarios a partir del aviso de la Policía Local de Palma, que recibió varias denuncias por una alta ocupación de autocaravanas en una zona cercana al mar de la capital balear.

Las visitas de inspección forman parte del trabajo diario de los funcionarios que atienden las diferentes denuncias recibidas en materia de presunto alquiler turístico ilegal.

Según han detallado desde la Conselleria de Turismo, el levantamiento de estas actas es posible ahora gracias a la entrada en vigor de la Ley 6/2018, de modificación de la Ley de Turismo.

Así, recuerdan que esta normativa prohíbe expresamente la oferta de caravanas, o de cualquier espacio no recogido dentro del catálogo de figuras turísticas, como alojamiento vacacional.

Además, la entrada en vigor de la Ley 6/2018, de modificación de la Ley de Turismo, señala como infracción grave "la utilización por parte de alojamientos no definidos en la normativa turística, o bien que no hayan presentado la declaración responsable o la hayan presentado sin cumplir los requerimientos normativos, de los términos vacaciones, turística o similares, o bien que usen canales de oferta que empleen estos términos o de los cuales se desprenda una finalidad turística".

De esta manera, la sanción podría oscilar entre los 4.000 y los 40.000 euros, a pesar de que tendrá que ser el departamento de sanciones de la Conselleria el encargado de iniciar e instruir el expediente sancionador y quien haga una propuesta de sanción.

antena3.com | Madrid | 01/08/2018

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.